Radiofrecuencia

La radiofrecuencia es el tratamiento por excelencia para combatir la flacidez corporal, un tratamiento que también mejora el componente graso y el aspecto de piel de naranja, y que se aplica de manera localizada en caderas y abdomen, principalmente.

Es una técnica nada molesta y sus resultados son evidentes desde el comienzo.

¿En qué consiste la radiofrecuencia?

La radiofrecuencia consiste en crear un campo eléctrico que proporciona calor de manera profunda en la piel y en las células de los tejidos; es aquí donde se producen ciertas reacciones fruto de ese calentamiento que hace que se puedan combatir de manera efectiva los signos de la flacidez y de la celulitis.

En la mayoría de los casos, la celulitis viene acompañada de flacidez y exceso de grasa. La radiofrecuencia puede actuar en diferentes niveles para poder eliminar los signos visibles que deja en nuestra piel.

Radiofrecuencia Zaragoza

La flacidez, por su parte, es fruto del paso natural de los años o de un envejecimiento prematuro. El metabolismo de las células disminuye y, en consecuencia, lo hace también la producción de elastina y colágeno, encargados de mantener la firmeza de la piel.

El efecto calor de la radiofrecuencia

El calor aplicado en niveles profundos del tejido graso hace posible un drenaje linfático que hace descender la retención de líquidos y las toxinas. Asimismo, la circulación sanguínea en la zona a tratar también mejora, al igual que lo hace el metabolismo del tejido graso. La piel luce un mejor aspecto deshaciéndose del efecto piel de naranja tan acusado en personas con flacidez o celulitis.

Pero la radiofrecuencia va más allá, pues no sólo consigue paliar los efectos visibles de la flacidez y la celulitis, si no que contribuye a potenciar la formación natural de más colágeno tanto en el tejido subcutáneo como en la piel, por lo que ésta se vuelve más firme, elástica y consigue mejorar su aspecto de manera duradera.

Asimismo, dada la disminución del edema y la compactación de los tejidos, se aprecia también una reducción de volumen en la zona donde se aplica este tratamiento. En nuestro centro de Medicina Estética en Zaragoza te informaremos de forma detallada de todos los beneficios que te aportará esta técnica.

Número de sesiones necesarias

Según donde se lleve a cabo la técnica, la duración de las sesiones y del tratamiento completo de Radiofrecuencia puede variar.

Pueden realizarse entre ocho y doce sesiones repartidas en una vez por semana, las zonas pequeñas pueden hacerse en sesiones de media y para las zonas más extensas este tiempo de actuación puede ser más largo.

 

Contacta con nosotras para más información

Contactar

Comparte este artículo en las redes sociales
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter