Factores de crecimiento plaquetario

Combatir los signos del envejecimiento facial a través de la regeneración de tejidos es posible gracias a los factores de crecimiento plaquetario, una técnica que consiste en aplicar en la piel del paciente un compuesto formado por plaquetas y plasmas de su propio organismo.

De este modo, se fomenta la creación de nuevos vasos sanguíneos y se regeneran los tejidos, activando la producción natural de colágeno y elastina y, en consecuencia, logrando que la piel luzca más joven y tersa.

Factores de crecimiento plaquetario Zaragoza

¿Cómo se obtiene el plasma?

Este plasma rico en agentes señalizadores se obtiene a través de la extracción de cierta cantidad de sangre de la propia persona que va a realizarse el tratamiento, sangre que se anticoagula y centrifuga con el objetivo de que sus componentes se separen y, posteriormente, retirarlos.

Todo este proceso requiere del uso del material adecuado y de los conocimientos médicos profesionales para llevarlo a cabo correctamente. En nuestro centro de Medicina Estética de Zaragoza le atenderán expertos en esta técnica.

¿En qué consiste el tratamiento?

Cuando el plasma ya se tiene concentrado se activa para aplicarlo de manera subcutánea con agujas muy finas, de forma intradérmica e intraarticular.

Los efectos son visibles a los pocos días y el tratamiento se puede repetir cada seis meses.

La reparación de los tejidos se lleva a cabo gracias a la estimulación de fibroblastos, es decir, las células de la piel encargadas de producir colágeno y otras sustancias, con estos factores de crecimiento plaquetario.

Todo ello contribuye a que los tejidos se regeneren y puedan mostrar un aspecto bello y muy saludable. Asimismo, los factores de crecimiento plaquetario también influyen de manera positiva en ciertas enzimas que trabajan para evitar la oxidación de las células, por lo que su acción antioxidante resulta muy beneficiosa para la piel del rostro.

¿Qué resultado se obtienen?

La infiltración de estos factores de crecimiento plaquetario puede combinarse con el uso de vitaminas, aminoácidos o ácido hialurónico para que el resultado sea notable, pudiendo tratar la cara, el escote, el cuello y las manos. También da muy buenos resultados en pacientes con alopecia.

La piel conseguirá incrementar su volumen gracias a estas infiltraciones, volviéndose más firme y elástica, las arrugas se mitigarán y el aspecto general del rostro será mucho más bello, siempre de una manera natural respetando la fisonomía y características de cada persona.

El grado de envejecimiento de la piel, su estado, los hábitos de vida del paciente… todo ello y más factores determinarán con qué frecuencia se aplicará el tratamiento.

 

Contacta con nosotras para más información

Contactar

Comparte este artículo en las redes sociales
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter