Carboxiterapia

La carboxiterapia facial es un tratamiento indicado para contribuir a la regeneración natural del colágeno, mejorando así el aspecto de la piel del rostro, ya que hace que la circulación mejore, los tejidos se oxigenan y se fomenta la formación de elastina y colágeno, por lo que la piel mejora, en consecuencia, su elasticidad y firmeza.

carboxiterapia

También es eficaz para eliminar las ojeras oscuras de origen vascular, aquellas con aspecto morado o azul que hacen que el rostro tenga una apariencia de cansancio, y para reducir la grasa de la papada.

¿En qué consiste la caboxiterapia?

El tratamiento consiste en inyectar CO2 en la piel con un equipo concreto y perfectamente manejado por los profesionales cualificados nuestro centro de Medicina Estética en Zaragoza.

Cuando el CO2 llega a los vasos sanguíneos estos se dilatan y los tejidos se oxigenan; asimismo, se eliminan esas toxinas que contribuyen a que la piel luzca apagada, sin vida, sin fuerza, con un tono irregular.

Esta técnica consigue que, al mejorar la circulación en la zona del rostro, este adquiera un aspecto renovado, uniforme, terso y luminoso.

El gas, una vez dentro, estimula la circulación y destruye el tejido graso, aportando oxígeno a los tejidos; se usa en reacciones metabólicas y, por eso, fomenta la combustión de grasa y contribuye a que no se produzca retención de líquidos

Por eso es apropiado, también, para tratamientos corporales en los que se desea luchar contra la celulitis u otros problemas derivados de una mala circulación.

¿Qué aporta este tratamiento?

Con este tratamiento se consigue que la piel esté vital y rejuvenecida y que los signos propios de la edad se vean mitigados gracias a la eliminación de arrugas y líneas de expresión, algo que se mejora también con la carboxiterapia.

El sol y el estrés también causan estragos en el rostro, por eso la carboxiterapia facial puede aplicarse en personas jóvenes pero que tengan un aspecto envejecido y deteriorado.

La carboxiterapia para las ojeras y párpados

Como comentamos anteriormente, la carboxiterapia es una técnica facial adecuada para mitigar las ojeras. Esta zona de los párpados es muy fina y sensible. La aplicación del CO2 consigue que la oxigenación de estos tejidos se mejore, la piel aclara su tono porque la circulación también es mejor y, por tanto, la apariencia general se ve mejorada.

Además de para las ojeras, el tratamiento tiene efectos en los párpados en general, pues si se encuentran caídos o presentan flacidez tras aplicar el CO2 a través de esta técnica lograrán tensarse debido a que se estimula la formación de colágeno en esta área del rostro.

 

 

Contacta con nosotras para más información

Contactar

Comparte este artículo en las redes sociales
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter