Carboxiterapia

La carboxiterapia es un tratamiento de Medicina Estética que utiliza el CO2 para aportar al cuerpo un efecto lipolítico, es decir, hace solubles las grasas al romper la membrana del adipocito logrando, en consecuencia, una disminución de la grasa localizada en determinadas zonas del cuerpo.

La carboxiterapia contribuye a mejorar el aspecto general de la piel y sirve para tratar estrías, cicatrices o flacidez.

¿En qué consiste la carboxiterapia?

El tratamiento consiste en inyectar dióxido de carbono (CO2) en los tejidos subcutánteos, siempre dejando este procedimiento en manos de médicos cualificados y expertos en esta técnica para que los resultados sean buenos. Puede aplicarse en solitario o combinado con otros tratamientos como puede ser la mesoterapia, para potenciar los efectos.

Los orígenes de esta técnica se remontan a los años 50 cuando algunos cardiólogos apreciaron una mejoría de la calidad de la piel en sus pacientes, concretamente en aquellas áreas donde se había aplicado el tratamiento con CO2 de manera subcutánea.
carboxiterapia-corporal

Beneficios de la carboxiterapia

La carboxiterapia posee muchos beneficios tanto corporales como en el rostro. Gracias a esta técnica, los pacientes pueden reducir los signos faciales de envejecimiento, combatir la flacidez y la celulitis o disminuir las estrías y las cicatrices.

La carboxiterapia corporal para la celulitis y la grasa localizada

Como decimos, esta técnica sirve para atajar los signos visibles de la tan antiestética celulitis. Gracias a la inyección del dióxido de carbono se mejora el intercambio de gases en el torrente sanguíneo, pues el CO2 provoca una vasodilatación y restablece la microcirculación en las zonas del cuerpo más afectadas, de manera que el flujo sanguíneo mejora en cuanto a cantidad y velocidad. Al aplicar estas inyecciones se mejora la circulación de la sangre en estas zonas y, por tanto, mejora también el aspecto de piel de naranja que aparece en determinados lugares de nuestro cuerpo. El resultado: la piel se ve visiblemente más tersa y la celulitis disminuye.

Su efecto lipolítico también es interesante. Consigue que la piel mejore notablemente su aspecto, el volumen de la zona que se trata disminuye y la sensación de pesadez se reduce.  Gracias a la colagenogénesis, es decir, la formación de nuevo colágeno, reduce los tejidos grasos e incrementa el tono, elasticidad y firmeza de la piel.

Además, el intercambio de gases  también favorece que el CO2 actúe en determinadas reacciones metabólicas como es la combustión de grasas, de ahí los resultados en los que se logra menor volumen corporal.

• Eliminar estrías y cicatrices gracias a la carboxiterapia

Las cicatrices y las estrías son problemas habituales tanto en hombres como mujeres. Los tratamientos tradicionales contra estas marcas, sin embargo, no suelen obtener muy buen resultado.

La carboxiterapia surge como una de las mejores alternativas para tratar las estrías y las cicatrices en cualquier zona del cuerpo. El dióxido de carbono activa la circulación y favorece la creación de colágeno y elastina, atenuando la apariencia de las mismas. Se recomienda que el tratamiento contra las estrías se inicie cuando estas son recientes (tono violeta) pues el índice de probabilidad de que desparezcan es mucho más alto.

Gracias a la carboxiterapia, puedes mejorar visiblemente el aspecto de cualquier parte de tu cuerpo. En nuestro centro de Medicina Estética en Zaragoza tenemos gran experiencia en esta técnica que te garantizarán los mejores resultados.piernas-carboxiterapia

¿Cuántas sesiones necesito?

El número de sesiones y la dosis a inyectar vendrán determinadas por el estado físico y estético que presente el paciente, la grasa que tenga acumulada y las zonas que desee tratar.

El mínimo aconsejable para lograr unos resultados excelentes es de unas 10 aplicaciones, 2 o 3 veces por semana. Tras cada sesión, el paciente puede retomar sus actividades habituales al instante, protegiendo la zona tratada del sol durante 48 horas.

 

Contacta con nosotras para más información

Contactar

Comparte este artículo en las redes sociales
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter