San-Valentín-corazón-joven

Hoy en día podemos rejuvenecer casi cualquier parte de nuestro cuerpo o nuestro rostro. Desde hacer que nos crezca el cabello hasta eliminar la arruga más profunda. Los avances médico- estéticos avanzan a velocidad de vértigo pero todavía no podemos presumir de poder rejuvenecer el corazón.

Que no podamos borrarle heridas o minimizar cicatrices al corazón no significa que este no pueda rejuvenecer. De hecho se puede y depende sólo de ti.

Belleza interior y exterior

La belleza de juventud que tanto añoramos sigue dentro de cada uno pero hay que saber sacarla de nuestro interior y hacer que vuelva a brillar con luz propia. Vuelve a sonreír, a ilusionarte, a creer en tus posibilidades… esa es tu belleza interior que hará que irradie hacia el exterior.

Quiérete a ti mismo más que a nada en el mundo

Este es el secreto de quien triunfa en la vida. Tener la autoestima alta, gustarnos, desprender salud y belleza por todos los poros de nuestro cuerpo es la fórmula magistral que actúa de medicina para que nuestro corazón lata sano y fuerte. Muchas veces desprendemos mucho a amor a nuestro alrededor, familia, amigos… tanto que nos quedamos sin reservas para invertir en nosotros mismos porque no nos vemos importantes y es una grave equivocación.

Mantén el corazón contento

Los pequeños detalles son los que realmente hacen grande la vida, disfruta de esos pequeños momentos que a veces pasan desapercibidos. Esas pequeñas cosas que nos suceden a diario son  las que,  al finalizar el día cuando cerremos los ojos, aparecerán como instantáneas en nuestra mente  y sonreiremos. Instantes que nos aportan felicidad aunque sea de manera momentánea y ayudan a mantener joven y vivo el corazón.

Pequeños detalles

Los pequeños detalles son los que realmente hacen grande la vida, disfruta de esos pequeños momentos que a veces pasan desapercibidos. Esas pequeñas cosas que nos suceden a diario son  las que,  al finalizar el día cuando cerremos los ojos, aparecerán como instantáneas en nuestra mente  y sonreiremos. Instantes que nos aportan felicidad aunque sea de manera momentánea y ayudan a mantener joven y vivo el corazón.

¿Quién te conoce mejor?

Tú eres la que mejor te conoces y sabes lo que quieres, la importancia que le das a las cosas y cuánto tiempo dedicarle a cada preocupación. Nadie mejor  que tu para saber aquello que te enamora y que te hace disfrutar de la vida de una manera única. Es bueno escuchar los consejos y las experiencias de otras personas, pero se tu quien tome la última decisión en las cosas importantes de la vida.

En este día de San Valentín en el que el amor está por todos los lados, recuerda quererte, respetarte y valorarte por encima de todo.

Comparte este artículo en las redes sociales
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter