Es en el mes de mayo cuando nos empezamos a acordar de esta zona que el resto del año pasa un poco desapercibida. Y ahora en pleno verano es lo que más nos gusta lucir, un escote bonito y liso pero ¿Cómo se logra?

El escote tiene una piel especialmente fina y delicada. Además es una de las zonas que más sufre durante todo el año, sobre todo a la hora de dormir. No es complicado lucirlo bonito si sabemos cómo y sobre todo si somos constantes en los cuidados.

Dime cómo duermes y te diré como son tus arrugas

Dormir boca arriba es la mejor manera de evitar que nos salgan arrugas en el escote y por el contrario, la peor postura para nuestro escote a la hora de descansar es de medio lado, además la mayoría de personas siempre opta por la misma postura y el mismo lado, provocando que estas se intensifiquen noche tras noche.

Una ayuda para todas aquellas que dormís oprimiendo el escote es optar por un sujetador de noche, tienen almohadillas en el centro que rellena los vacios de la zona interpectoral y evita la formación de arrugas.

El 80% de las mujeres lleva una talla errónea de su sujetador

El sujetador es una de las prendas a las que debemos prestar más atención y que 8 de cada 10 mujeres no sepa ni lleve su talla ideal es un claro ejemplo de la poca atención que prestamos a esta zona.  Un sostén adecuado para nuestro pecho, además de ser cómodo, puede hacernos un escote increíblemente bonito. Y todo lo contrario si la talla o el modelo son incorrectos.

¿Cómo saber si el sujetador adecuado?

  • Un sujetador pequeño hace marcas en la piel
  • Un sujetador grande se mueve cuando estiramos los brazos hacia arriba
  • Hay que renovar los sujetadores a menudo porque el pecho cambia
  • No abusar de los sujetadores con aro
  • Busca la talla y copa apropiados para ti. La talla corresponde al contorno en centímetros y la copa es el volumen del pecho y se mide en letras de la A a la F)
  • Ajusta los tirantes del sujetador cada vez que te lo pong

El escote, una extensión del rostro

Aunque sean partes diferenciadas, debemos acostumbrarnos a tratar con el mismo mimo el rostro, el cuello y el escote, como si fueran todo uno. Normalmente al aplicarnos los cosméticos, nos centramos en la cara olvidando estas otras dos partes o dándoles sólo los restos. Sobre todo el escote es una parte muy sensible que necesita una hidratación y unos cuidados especiales.

Tratamientos que rejuvenecen el escote

Conforme van pasando los años, los cuidados y la genética que hemos llevado a lo largo de nuestra vida, marcarán la diferencia. Aun así, la Medicina Estética nos ofrece una ayuda extra que nos permitirá rejuvenecer el escote como por arte de magia.

  • Infiltraciones con Vitaminas y Ácido Hialurónico. Con este tratamiento con pequeñas infiltraciones de ácido hialurónico se consigue rellenar las arrugas de la zona, alisar la piel y volver a lucir un escote hidratado, luminoso y joven.

  • La flacidez en esta zona contribuye a la aparición de celulitis también en el escote. Con pequeñas infiltraciones controladas de CO2 se logra eliminar las células grasas y que la circulación en la zona mejore.
  • Ácido Poliláctico. Se trata de un producto de relleno reabsorbible que estimula el colágeno, rellena las arrugas y aporta firmeza a la zona.
  • Radiofrecuencia con Venus Legacy. Uno de los tratamientos más eficaces para devolver, en muy pocas sesiones, la vitalidad que requiere nuestro escote en esta época. Se activa la circulación, se regeneran los tejidos y las arrugas se minimizan. La zona recupera firmeza y belleza.
  • Laser Q-Switched: Trata tanto las zonas con pigmentos del escote como las lesiones vasculares en una sola sesión. Telangeiectasias, manchas, dilatación de capilares…Este tratamiento es recomendable hacerlo a partir del otoño.
  • Luz Pulsada. Con muy pocas sesiones con IPL las manchas solares desaparecen, reduce las arrugas, estimula el colágeno y mejora la calidad y la textura de la piel.
  • Se trata de un relleno intradérmico como solución efectiva y duradera para disminuir los signos del envejecimiento en esta zona. La piel se rellena y las arrugas y pliegues del escote desaparecen. Además estimula la producción natural de colágeno.
  • Peeling químicos. Al igual que en el rostro, debemos acostumbrarnos a realizar peelings profesionales en el escote a lo largo de todo el año (excepto en verano). Con ellos y a través de compuestos químicos aplicados en la piel de forma controlada, eliminaremos las capas más superficiales de piel que con el tiempo se ven dañadas. De esta manera recuperaremos aquellas que están sanas devolviendo a la zona del escote la luz, el  tono y la uniformidad perdida con el paso de los años.

Estos tratamientos los realiza, de manera totalmente personalizada, la Dra. Mar Lázaro en su consulta en Zaragoza.

Comparte este artículo en las redes sociales
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter