El temor de la mayoría de los pacientes cuando acuden a una consulta de medicina estética es tener un aspecto antinatural o inexpresivo después de un tratamiento, sobre todo facial. No sólo es mi opinión, la comparten muchos compañeros de profesión.

La mala praxis y el intrusismo profesional han provocado, en los últimos años, que los resultados tras un tratamiento estético, no acompañen a la satisfacción del paciente y echen por tierra el trabajo de grandes profesionales que sí realizan un trabajo excelente con seguridad y garantías para sus pacientes.

¿Qué buscamos en la Medicina Estética?

En los muchos años de experiencia profesional puedo asegurar que cuando una persona se pone en manos de la medicina estética busca algo más que mejorar su imagen. Busca sacar al exterior esa luz que lleva dentro, busca mejorar su autoestima y enfrentarse al mundo con una actitud positiva y con seguridad en sí misma. Por eso decimos que la imagen no es algo superficial y banal, es mucho más…

¿Cómo entendemos la Medicina Estética desde la consulta de la Dra. Mar Lázaro?

  1. Naturalidad
  2. Expresividad
  3. Juventud
  4. Equilibrio entre interior y exterior

El equilibrio perfecto

Lograr en un tratamiento que el paciente recupere la confianza en sí mismo hará que ella misma irradie belleza allá donde vaya.

Es importante encontrar un equilibrio entre el interior y el exterior de la persona. Por eso, la Medicina Estética no busca quietarle a los pacientes diez años de golpe, sino tratar de que la edad interior de la persona se vea reflejada también en el espejo.

El secreto del éxito

Saber encontrar la medida justa en lo que hacemos, es parte del éxito de nuestro trabajo día  a día. A la hora de hacerte un tratamiento médico estético busca siempre estos básicos:

  • Expectativas reales: Uno de los errores más comunes se comenten a la hora de hacerte un tratamiento es pedirlo teniendo una referencia irreal, queriendo parecernos a alguien que no somos o queriendo aparentar una edad muy por debajo de la que realmente tenemos. Lo ideal es saber lo que somos, la edad que tenemos y a partir de ahí definir como nos queremos ver y lo que queremos conseguir de una manera real.
  • Déjate asesorar: Es importantísimo tener una cita previa con el doctor/a y que sea el que haga una valoración exhaustiva y personalizada de cada caso. El profesional sabrá elegir el tratamiento más adecuado para cada persona y para su tipo de piel, teniendo en cuenta siempre su personalidad, su tipo de vida y su edad. Esta es la base que marcará la diferencia entre un buen resultado natural.
  • Mejorar la edad que tenemos. Equivocadamente, acudimos a la medicina estética para querer parar el tiempo y no se trata de eso, sino de mejorar nuestra imagen partiendo siempre de nuestra edad. Nueve de cada diez pacientes, según un reciente estudio, eligen los tratamientos médico estéticos, adaptan los las técnicas estéticas a sus necesidades para sentirse mejor. No queremos renunciar a la edad que tenemos, sino llevar los años de la mejor manera posible y sentirnos orgullosas/os de ello.

En la consulta de la Dra. Mar Lázaro en Zaragoza tenemos los tratamientos más vanguardistas que adaptamos de manera minuciosa la personalidad de cada paciente.

Si no te ves bien, acércate y te asesoraremos sin compromiso para ayudarte a mejorar por dentro y por fuera.

Puedes encontrarnos en el teléfono 876 28 26 24, a través de nuestras Redes Sociales o en www.miclinicaestetica.com

Comparte este artículo en las redes sociales
Share on FacebookTweet about this on Twitter