Importancia de ser tu misma

Es cierto que inevitablemente vivimos y nos movemos en un mundo de estereotipos, modas, tendencias… muchas veces imposibles de seguir.

¡Que cambie el mundo!

Los cánones de belleza cambian, pero tú no y debemos aprender a adaptar esas modas y tendencias a nosotros y no al revés.

Me encanta verme bien cada mañana, arreglarme, ponerme los zapatos más bonitos, pintarme los labios con ese rouge Chanel, pero nunca olvido lo más importante: soy una mujer única e irrepetible y soy feliz.

Da igual que seamos más altas, más bajitas o nos sobren un par de kilos. ¿Sabéis que es lo importante?

  • Tener un motivo por el que sonreír todas las mañanas.
  • Mirarse al espejo y pensar que no hay mujer más guapa que tú.
  • Salir de casa pensando en comerte el mundo.
  • Aprovechar cada momento porque en los instantes más insignificantes se encuentra la

No te preocupes por lo que no tiene remedio.

Hace tiempo que me dejaron de importar muchas cosas.

Es una equivocación o una pérdida de tiempo pensar en lo que podríamos haber sido o querer ser quienes no somos.

Pero como en esta vida y cada vez más, las cosas se pueden cambiar o modificar a nuestro antojo. Dime que quieres mejorar y lo hacemos. Hoy es posible

Imperfecciones que te hacen única

Tenemos que partir de la base de que la perfección no existe y tampoco la buscamos.

Debemos aceptarnos como somos, con nuestras virtudes y nuestros defectos. Pero ¡ojo!, si en nuestra mano está querer cambiar esos defectos, seguiremos siendo igual de únicas e irrepetibles.

Querer estar mejor no te convierte en otra extraña persona, eres la misma, pero sin “peros” y durante más tiempo.

Ya lo dijo Coco Chanel, “puedes ser preciosa a los 30, encantadora a los 40 e irresistible el resto de tu vida”.

La naturalidad está de moda

En estética también hay modas y tendencias, así cambian los canones de belleza.

Por suerte y espero que dure muchos años, en 2016 es tendencia la naturalidad, algo en lo que he creído y mantendré. Atrás quedaron los labios desproporcionados o las caras inexpresivas.

La medicina estética bien aplicada mejora la expresión del rostro, no la cambia. Y lo mismo pasa con la silueta. Por esto es tan importante que se personalicen todos los tratamientos, para que no dejes de ser tú y presumas de ello.

¡Feliz día de Santa Águeda!

Comparte este artículo en las redes sociales
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter