potenciar-belleza

Estamos a punto de celebrar la patrona de la mujer, Santa Águeda, virgen y mártir muy de Aragón venerada en todos los rincones, entre otros puntos de España.

Cada día, a nuestra consulta, acuden mujeres (y hombres) con el objetivo de mejorar algún aspecto de su imagen y muchas veces se nos olvida que la belleza comienza donde no podemos trabajar, en el interior de una misma.

¿Sentirte mejor de lo que eres o ser mejor de lo que te sientes?

Para estar guapa primero hay que sentirse guapa y eso se consigue con el esfuerzo continuo y diario de cada una de vosotras por quererse desde la punta de los pies hasta el último pelo de la cabeza.

La autoestima y el respeto a nosotros mismos harán que la imagen que proyectemos al exterior sea la de una mujer fuerte y capaz de enfrentarse a todo tipo de adversidades, que no son pocas, por cierto.

Se trata de encontrar una sinergia entre tu imagen y tu estado emocional. Son aspectos que se alimentan el uno de otro y que juntos prometen ser tu mejor aliado hacia el éxito.

Un mal día como excepción.

No solo está demostrado que nuestro estado emocional afecta a tu piel y a tu cuerpo, estar felices y emocionalmente bien hace que podamos lograr todo aquello que nos propongamos.

No sabemos porque (o si) ser y tener una actitud positiva hace que logremos más propósitos y metas, las cosas simplemente fluyen y salen bien ¿Por qué será? ¿Cuestión de magia? No creo… Todo el mundo puede tener un “mal día” pero no debes consentir que eso se convierta en la norma.

La medicina estética como tratamiento emocional

Por otro lado, mirarse al espejo y vernos mal nos desgasta emocionalmente. En clínicas como las de mis compañeras Mar Mira y Sofía Ruiz del Cueto en Madrid ya tratan la Medicina Estética como un tratamiento emocional.

Está comprobado que vernos bien por fuera mejora sustancialmente nuestro estado emocional. Nuestros gestos, nuestra imagen son un fiel reflejo de cómo nos sentimos y volver a vernos jóvenes, guapas y con vitalidad repercute de manera positiva en nuestra mente y directamente en nuestro organismo.

Esta transformación la comprobamos a diario. Mujeres y hombres que acuden a quitarse unas pequeñas arruguitas que les incomodan, salen de la consulta con una actitud diferente, con energías renovadas y queriendo cambiar otros muchos aspectos de su vida.

No cambies, mejora

Sin duda, la verdadera belleza está en uno mismo, solo hay que saber buscarla y potenciarla. Por eso, desde la consulta de la Dra. Mar Lázaro huimos de estereotipos de belleza antinaturales.

Queremos conocerte para saber quién eres, como eres y que es lo que te preocupa. Partiendo de ahí, podremos comenzar a trabajar para potenciar aquellos rasgos que te definen, realzar las virtudes y disimular los defectos.

En definitiva, nuestro objetivo es proyectar una imagen mejorada y rejuvenecida de nuestros pacientes manteniendo siempre y por encima de todas las cosas la personalidad y la naturalidad de quien nos busca.

¿Quieres volver a sentirte bien?

Pregúntanos sin compromiso en el 876 28 26 24 o ven a vernos, estamos en Paseo Independencia 21, Principal Centro. Zaragoza.

¡Feliz día de Santa Águeda!

Comparte este artículo en las redes sociales
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter