Errores en el cuidado de la piel

Dime cómo te cuidas y te diré como mejorarlo

Si os acordáis, en el concurso que acabamos de realizar y por el que sorteábamos un peeling químico facial, os pedíamos que nos comentarais brevemente cómo os cuidáis la cara.

Y aunque tengo que reconocer que me he llevado una grata sorpresa, me he dado cuenta que muchas de vosotras cometéis algún error de base que hace que vuestro rostro no luzca tan bonito como debería, como, por ejemplo, las tan socorridas pero inapropiadas toallitas desmaquilladoras.

Una buena limpieza

Muchas veces, por culpa de una mala o escasa rutina de limpieza, echamos la culpa a la crema hidratante de falsas expectativas, que no cumple con los resultados que nos habían prometido al comprarla (y no son baratas).

Es verdad que cualquier crema, por muy buena o cara que sea (no siempre la más cara es la mejor) llega hasta donde llega, pero si antes de aplicarla tenemos la piel limpia y en las condiciones óptimas, la crema cumplirá su función sin ningún tipo de barrera.

Pequeños detalles que marcan una gran diferencia

No por limpiarla más veces y durante mucho tiempo, tendremos la piel mejor, al revés, podemos provocar el efecto contrario.

Por la mañana 3 minutos

Bastará con tres minutos por la mañana para limpiarnos bien la cara. Necesitamos quitarnos los residuos de los productos nocturnos y retirar el exceso de sebo que la piel segrega por la noche además de prepararla para un día duro.

  • Agua
  • Algodón y agua micelar o tónico.
  • Suero (opcional pero recomendable).
  • Crema habitual siempre con alta protección solar (incluso en invierno).

Por la noche 5 minutos

La noche es el mejor momento para llevar a cabo esta la rutina de higiene completa, algo que sólo nos llevará cinco minutos. ¡Ojo!, esto lo podemos hacer nada más llegar a casa, no tenemos que esperar a que la hora de acostarnos que estamos más cansados.

  • Limpia y desmaquilla. Con crema desmaquilladora y un algodón o arrastrándola con agua templada y una esponja.
  • Refresca, tonifica y reestablece el PH con un algodón y agua micelar.
  • Nutre y reafirma con un suero potenciador o una ampolla de proteoglicanos (de venta en farmacias). Esperar unos minutos antes de aplicar la crema encima.
  • Contorno de ojos. Aplícalo con pequeños toquecitos.
  • Hidrata la piel con suaves masajes ascendentes. Recuerda que ¡el cuello y escote también existen!

Desmaquillarse

La moda del agua micelar

Más que una moda, yo lo llamo un descubrimiento y en vuestros comentarios me ha dado mucha alegría comprobar que muchas de vosotras lo aplicáis en vuestra rutina diaria.

¿Habéis notado la diferencia? Yo sí.

Se trata un producto que podemos usar a diario (por la mañana y por la noche) bien para desmaquillar o simplemente para limpiar.

Puede sustituir a la crema desmaquilladora y al tónico perfectamente, pero ya es cuestión de gustos. Sobre todo es útil en estos días que estamos tan cansadas que estaríamos dispuestas a acostarnos maquilladas. ¡Eso nunca!

El error de las toallitas

Es en este momento del día cuando muchas de vosotras, cansadas de todo el día, optáis por la solución más rápida para “limpiar cara y ojos”.

Las toallitas desmaquilladoras son una opción, para mí, “in extremis”, que nos sacan de un apuro en un viaje o en cualquier otro momento que no podemos hacer otra cosa, pero usarlas de continuo, me parece un gran error.

Si las usamos para quitarnos el grueso del maquillaje podría entenderlo, pero aun así me parece más correcto usar leche limpiadora.

Peeling facial

Hacerse un peeling químico por profesionales es poner el contador a cero.

Hay muchos y muy diferentes tipos de peeling profesionales, y hoy en día ya podemos hacernos algunos de ellos durante el verano, sin temer que nos dañe la piel por la exposición solar.

Lo más importante y lo más significativo es que, al haber tanta variedad, se pueden personalizar de tal manera y aplicar uno u otro dependiendo del tipo de piel, de las necesidades de cada una y de la época del año en la que nos encontremos.

Hay dos peelings faciales que son esenciales, uno antes del verano para preparar la piel a la exposición solar y otro después, para reparar los daños provocados por el sol. Después es recomendable continuar por lo menos uno cada dos meses.

Consiste en exfoliar la piel del rostro con diferentes sustancias para que se renueven sus capas y, de este modo, deshacernos de las imperfecciones que pueda haber y que el color y la textura de la cara tengan un aspecto más uniforme y lleno de luminosidad.

Este tratamiento debe hacerse siempre por un profesional, de otra forma, podría correr el riesgo de quemar la piel.

Seguido de un tratamiento efectivo

En mi opinión, las cremas son muy efectivas, pero milagros, como os he comentado en alguna ocasión no hacen, aunque ayudan a que se cumplan.

Para cambios realmente visibles, están los tratamientos Médico-Estéticos infiltrados como botox, vitaminas, rellenos o radiofrecuencia facial. Después de éstos, ayudamos con tratamientos como los que ofrece la línea de Skinceuticals, que potenciarán y harán más duraderos sus resultados.

Todos los tratamientos profesionales que aquí comentamos se realizan en Consulta de Mar Lázaro en Paseo Independencia 21, Principal centro.

Están realizados por un equipo profesional avalado y se hacen de manera personalizada. Si tiene cualquier duda sobre alguna de estas técnicas, no dude en ponerse en contacto con nosotros llamando al 876 28 26 24/ 629 309 370 o escribiéndonos a través de Facebook.

Si te ha gustado, compártelo.

Comparte este artículo en las redes sociales
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter