Enamórate de ti mismo

No dejes de celebrar el Día de San Valentín. Enamórate cada día.

Empieza por quererte a ti mismo/a, sólo así lograrás cautivar a quien se acerque a ti.

En este mundo de “locos”, prisas y mentiras que vivimos se valora mucho la personalidad, la autenticidad, la normalidad y la seguridad en uno mismo. Parecen palabras muy comunes y sencillas pero no lo son.

No cambies por nada ni por nadie

Cada uno tenemos nuestra forma de sentarse, de correr, de mirar…incluso nuestra manera de sujetar un boli, ninguno lo hacemos igual. Todas esas pequeñas cosas nos hacen diferentes y únicos. Dos de los adjetivos mejor valorados por quien nos mira desde fuera. ¿A quién no le gusta la gente con personalidad?

“Quiérete tú, nadie lo va a hacer mejor”

Enamorase de uno mismo no significa ser egocéntrico, significa quererse, valorarse y estar a gusto con nuestro propio yo. Seguro que lo has oído una y mil veces “Quiérete tú, nadie te va a querer mejor” y es verdad, además sólo así conseguirás irradiar seguridad.

Estas son tres palabras que siempre van conmigo:

  • Se fiel a tu manera de pensar, sentir, vestir…Cambia cuando tú creas que debes cambiar, no porque nadie te lo mande.
  • No creas que tu verdad es la verdad absoluta: lee, escucha, “discute” y razona.
  • La felicidad está compuesta de pequeños momentos y personas,

disfrútalos.

4 Consejos para gustar aún más

Tener personalidad hace muy atractiva a las personas, aunque, qué duda cabe, que la genética y la forma de cuidarnos a lo largo de los años terminan de hacer el todo.

¿Es posible aprender a captar la atención de los otros?

La respuesta es y te los resumo en cuatro sencillos pasos

Sonríe. Se tu misma.

  1. Mira a los ojos cuando hables con otras personas.Aunque es realmente difícil. El contacto visual entre dos personas incrementa el nivel de intimidad.
  2. Sonríe. Te podría dar mil y un motivos para no dejar de sonreír. Entre muchos, está demostrado que sonreír te hace parecer más amigable, segura y atractiva para los demás.
  3. Busca el contacto físico, pero sin llegar a ser molesta. El ser humano es un animal táctil; las personas que tienen más contacto físico con sus parejas son más felices.El contacto físico libera oxitocina, la llamada ‘hormona del amor’, así que ya sabes.
  4. Validación. Es un hecho: la gente anhela validación. Es decir, el reconocimiento por parte de los demás.Hacer que la otra persona se sienta como un ganador es una forma de ganártela. Aunque recuerda que tampoco es tu trabajo mejorar la autoestima de otras personas

Mejor sólo que mal acompañado

Pues es otro refrán que me gusta mucho, pero hoy en día estar sólo ya no necesita ninguna explicación ni excusa añadida.

Estar sólo es una opción más, igual que estar acompañado.

No tenemos que relacionar la palabra soledad con algo negativo. Cuando se está solo, si se está a gusto, se disfruta muchísimo.

¡Feliz semana del amor!

Comparte este artículo en las redes sociales
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter