tratamientos-joven

“Ventimuchos”, “Trentaitantos” o “Cuarentaypocos”… Es así como contestamos (si contestamos, claro) cuando nos preguntan por nuestra edad sin estar muy de acuerdo con ella.

Porque muchas veces estamos mucho mejor de lo que dice nuestro Documento de Identidad o al revés, nuestro aspecto físico avanza mucho más deprisa que nuestra edad. Esto último es lo que debemos evitar.

Entre las muchas virtudes  que tenemos las mujeres, una de ellas es la habilidad de ponernos la edad que queramos o mejor dicho, la que nos siente mejor. Y no sólo eso, además y gracias al maquillaje, medias, tacones, peluquería….parecerlo.

La edad de la experiencia

Los años son experiencias y las experiencias se reflejan en nosotros, sobre todo en el rostro, pero eso no siempre tienen que ser para hacernos mayores. Podemos aprovechar los años para acumular experiencias y que esto no signifique, irremediablemente, una arruga en la cara.

Con pequeños gestos, grandes resultados

A partir de los 30 todos los pequeños gestos que hagas pro-salud te repercutirán en grandes resultados como:

  • Dormir y descansar un mínimo de 8 horas
  • Hacer 30 minutos de ejercicio al día
  • Dejar el tabaco
  • Alimentarse de forma saludable

Cada edad necesita unos cuidados diferentes. Las necesidades de la piel podríamos agruparlas en décadas. No es lo mismo los cuidados a los 30, que a los 40, que a los 50 o 60.

En busca de la eterna juventud

No se trata de no querer envejecer nunca, al revés, sino de llevar cada edad como se merece y de la mejor manera posible.

A partir de los treinta es hora ya de establecer unas bases para el futuro que además se conviertan en tu ritual de belleza diario, tu momento. Los antioxidantes se van a convertir en tu mejor aliado pudiendo complementarlo con otros productos.

Al igual que es un error cuidarse la cara a los 20 años con cosméticos para una persona de 60 años, lo es cuidarse una piel mayor sólo con una hidratación.

A cada edad, lo suyo

Si desde los 20 años empezamos con una rutina de limpieza y de hidratación, así como pasen los años, será más fácil que nuestra piel se acostumbre a unos cuidados fijos. ¿Quién no se acostumbra a los mimos?

¿Qué necesita nuestra piel según la edad?

A los 30: Es un momento crucial para, si no te has empezado a cuidar, empieces a hacerlo. Es cuando salen las primeras arrugas de expresión que si no se tratan, irán a más. Es cuando empiezan a salir a la luz los excesos que hemos podido hacer con el sol en forma de mancha. Tu peor enemigo en esta década son los radicales libres.

A los 40: Olvídate de términos vulgares socialmente establecidos como cuarentona o cuarentón. Los 40 son los nuevos 30 y no tiene nada que ver esa palabra o su significado con lo que son las mujeres actuales.

No temas a esta edad y si no mira las mujeres de cuarenta que nos representan en el papel couche.

 

letizia-ortiz

paula-echavarria

Fotos: Vanitatis

Década de grandes cambios

Si ellas están estupendas, nosotras nos podemos ser menos. Cierto es que a esta edad es cuando se producen unos cambios muy significativos en nuestros cuerpos.

Las arrugas se hacen fuertes, la hidratación decae y la producción de elastina y colágeno pide socorro por lo que se empieza a notar la flacidez y si no hacemos nada esto sólo irá a más.

A los 50 y posteriores

Esta es la edad donde se nota si realmente nos hemos cuidado a lo largo de los años o no. Los resultados en Medicina Estética son mucho más naturales cuando se ha hecho un proceso de menos a más.

beneficios-botox

Es a partir de los 50 años cuando las arrugas ya vienen para quedarse y en nuestra mano está dejarlas o no. La gravedad se toma la justicia por su mano y es ahora cuando todo parece caerse y por si esto nos parece poco, le sumamos las manchas que cada vez son más pronunciadas o el acné que rebrota ahora por el aumento de la progesterona.

Tu piel es, en esta etapa, mucho más exigente y debemos cuidarla como se merece.

Mi recomendación, además de necesitar de los tratamientos de los 30 y de los 40 es:

Todos estos tratamientos realizados por la Dra.Mar Lázaro en su consulta en el Paseo Independencia 21, principal se realizan únicamente con productos de calidad y primeras marcas como Galderma o Allergan.

Para que los resultados sean óptimos, naturales y personales, la Dra. Lázaro hará un exhaustivo examen de la piel antes de comenzar cada tratamiento. Entendemos que sólo así logramos, día a día, la confianza de nuestros pacientes.

Para cualquier consulta no dudes en llamarnos al 876 28 26 24 o ponerte en contacto a través de Facebook.

Si te ha gustado este post, compártelo.

Comparte este artículo en las redes sociales
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter