El 59% de los aragoneses sufre sobrepeso, este dato me sobrecoge porque es más de la mitad, o lo que es lo mismo: a seis de cada diez personas de nuestro entorno le sobran kilos.

Dra. Mar Lázaro

Ante esta situación, algo debemos hacer. Por salud, por estética o por el motivo que sea debemos cambiar las cosas. ¿Te parece?

Comer bien es más sencillo de lo que nos planteamos, es cuestión de lógica. Nunca me gusta usar la palabra dieta, ni régimen porque parece que nos estamos sometiendo o enfrentando a algo negativo y realmente no lo es. Si psicológicamente lo asociamos a un esfuerzo, no nos beneficiará nunca.

Debemos aprender a comer, pero no quince días, ni un mes sino para toda la vida. Quizá esta reeducación alimentaria nos cueste un poco al principio pero con un poco de fuerza de voluntad, verás como tu vida cambia.

Podemos comer de todo

En una alimentación sana y saludable, es obligatorio comer de todo, lo importante no es el “qué”, sino el “cuándo” y sobre todo el “cuánto”. En España tenemos la famosa Dieta Mediterránea y sería un delito prescindir de ella.

Salir sin sentirse culpable

Necesitamos hacer vida social y que esta no esté reñida con nuestra alimentación, ni que nos haga sentirnos culpables.

Sólo ten en cuenta estos cuatro sencillos pasos antes de salir de casa y verás que diferencia:

  • Come una fruta antes de salir para sentirte un poco más lleno.
  • Cuando llegues al bar, echa un vistazo general a la barra y selecciona.
  • Empieza por lo menos graso, de esta forma, lo menos saludable llegará cuando menos hambre tengas.
  • Mira el reloj y date cuenta de la hora que es, no es lo mismo salir a comer, que un vermut o ir a cenar.

Productos de temporada

Como ya os comenté hace poco, la naturaleza, por suerte para nosotros, es muy sabia y nos ofrece en cada estación del año los productos que mejor se van adaptar y que necesita nuestro organismo. Por ejemplo, ahora llegan los cítricos que nos aportan mucha Vitamina C para que nuestro cuerpo soporte mejor el frío.

Además de sus propiedades, consumir cada fruta y verdura en su tiempo hará que ahorremos dinero en el mercado y que podamos saborearlas en el punto justo de maduración natural.

Comer sano

Cinco comidas al día

Si queremos mejorar la alimentación y a su vez perder peso, aunque suene extraño, no debemos perdonar ninguna comida. Es importante no saltarse las cinco comidas diarias:

  1. Desayuno.
  2. Almuerzo.
  3. Comida.
  4. Merienda.
  5. Cena.

El desayuno debemos hacerlo fuerte pero sano, a mitad de mañana comer una fruta o una tostada con algo saludable. Comer variado, merendar suave y cenar también ligero. Recuerda que lo que marca la diferencia es la cantidad.

Evitar no significa olvidar

No sé porque será pero es cierto que cuanto más prohibido tienes algo, más te apetece. Por eso, creo que no hay que prohibir ni olvidar ningún alimento. Sólo debemos de evitar aquellos productos que sabemos que no son saludables o nos aportan poco y tenerlos ahí para “de vez en cuando”:

  • Dulces.
  • Fritos.
  • Salsas.
  • Comida basura.
  • Bebidas azucaradas.
  • Alcohol.

Sólo haré una excepción donde diré la palabra nunca, en la bollería industrial. Esta, en cualquiera de sus formatos, es una ingesta improductiva y perjudicial.

Más agua y menos refrescos

Poco os tengo que contar a estas alturas de lo beneficioso que es para nuestro cuerpo beber un mínimo de dos litros de agua al día. Lo que seguro que muchos no sabréis es porque son tan perjudiciales los refrescos azucarados como el de cola. Cada lata contiene hasta seis terrones de azúcar. No optes por los que llaman “light” porque nunca lo son y acabamos bebiendo el doble.

Mi consejo es que si te apetece un refresco alguna vez, te lo tomes sin remordimientos pero si es “cero azucar” mucho mejor.

Por otro lado, el alcohol en forma de vino, cerveza o combinado también debemos guardarlo para ocasiones especiales ya que no nos aporta nada salvo calorías vacías.

Resumiendo, comer sano y saludable no cuesta tanto teniendo en cuentas todas estas opciones. Además, los beneficios que tendremos superarán con creces esos pequeños malos hábitos que dejamos por el camino.

En la consulta de Mar Lázaro, Médico Estético y Nutrición te ayudamos a reeducar tu alimentación. Come bien y te sentirás mejor.

Comparte este artículo en las redes sociales
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter