beneficios agua

Si no eres de los que habitualmente bebe suficiente agua es porque, quizá no tengas una motivación, un por qué hacerlo. Cuando cumplimos años la sensación de sed va desapareciendo, aunque nuestro organismo sigue teniendo la misma necesidad de hidratación.

Tener sed es una señal de deshidratación así que hay que beber agua antes de que salte esta alerta.

Hay quien piensa que beber otro tipo de líquido como café, zumo, refresco o cerveza sustituye al agua y no es así. El agua para nuestro organismo es imprescindible e insustituible, por algo representa el 70% de nuestro cuerpo.

Bajar peso

Acabamos de terminar el verano y es normal haber cogido entre 2 y 4 kg debido al cambio de hábitos, alimentación… El agua es fundamental en nuestra dieta si queremos perder peso por la cantidad de toxinas que se liberan al quemar grasa.

El agua no tiene grasas, ni calorías, ni carbohidratos, ni azúcar y hay que aprovecharnos de ella porque reducirá también nuestra sensación de hambre.

Dos litros al día

Cuando decimos esta cantidad muchos se asustan pensando que es demasiado, pero no lo es. Seguramente estarás pensando que, con tu ritmo de vida, es imposible incluir dos litros de agua. ¿Y si te digo entre 6 y 8 vasos? Suena mejor ¿Verdad?

Ten siempre a mano un vaso de agua lleno, de esta manera no te dará pereza levantarte a buscarlo. En la mesita de noche, en la oficina…

Una piel más tersa

El agua es la responsable del aspecto de tu piel, le ayuda a que se mantenga tersa y radiante. De esta forma, si tenemos la piel hidratada por dentro y por fuera (usando un buen cosmético) evitaremos muchísimas arrugas.

¿Qué le pasa a tu cuerpo en un mes si bebes más de dos litros al día?

  1. Una piel más limpia. El agua expulsa las toxinas que causan inflamaciones y espinillas.
  2. Estarás más despierto. La deshidratación es una de las causas que provocan fatiga
  3. Tendrás menos arrugas. Por el motivo que ya expliqué, el agua ayuda a mantener el equilibrio en la piel.
  4. Pierdes peso. Beber un vaso de agua media hora antes de comer reduce la sensación de hambre.
  5. Tu hígado funciona mejor. Limpia la sangre y funciona mucho mejor si recibe fluidos.
  6. Menos dolores musculares. Los dolores musculares aparecen cuando estos no reciben la suficiente agua.
  7. Tu memoria mejora. Si las células reciben agua piensas más rápido y con más claridad.
  8. Haces mejor la digestión. El balance de agua saludable mantiene el aparato digestivo
  9. Tu sistema inmunológico se refuerza. Los mecanismos de defensa del cuerpo se refuerzan con agua.
  10. Mejora tu humor. Porque se reducirán tus dolores de cabeza y aumentará tu estado de ánimo.

¿Qué te parece probar este experimento en tu regreso de vacaciones? Verás un cambio espectacular en tu cuerpo.

Si te ha gustado este post, compártelo.

Comparte este artículo en las redes sociales
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter