Los maxipendientes son tendencia desde hace varias temporadas, provocando, mediante su uso continuado, que rasguen y descuelguen los lóbulos de las orejas. Por ello, la Dra. Mar Lázaro, experta en medicina estética, aporta datos sobre este problema y nos da soluciones en la edición digital de Vanitatis.

A partir de los 50 años se pierde grasa y colágeno en la oreja, motivo por el cual aumentan las posibilidades de que se provoquen desgarros en el lóbulo, motivados por el uso de pendientes pesados. “Es muy común este problema en aquellas personas que no se quitan los pendientes ni para dormir”, explica la doctora Mar Lázaro. Más del 90% de las mujeres usan pendientes a diario, incrementándose, de una forma notable, el número de reconstrucciones de lóbulo por envejecimiento o desgarros.

“Hoy en día no existe problema sin solución”, afirma la Dra. Lázaro. De esta forma, propone dos opciones concretas para reconstruir el orificio:

  • Pinchazos de ácido hialurónico o grasa autóloga.
  • Lobuloplastia

Puedes consultar el artículo completo aquí.

Comparte este artículo en las redes sociales
Share on FacebookTweet about this on Twitter